Catalogo

LAS HALÓGENAS SE APAGAN

LAS HALÓGENAS SE APAGAN

Las halógenas se apagan, es hora del LED y las bombillas de bajo consumo

Las lámparas halógenas pasan a mejor vida en favor de una iluminación más eficiente, duradera y menos contaminante

halogenas-1 

 

La fuerza de la ley cae hoy 1 de septiembre definitivamente sobre las bombillas halógenas, día a partir del cual ya no se podrán fabricar ni vender , salvo los stocks sobrantes.

Estas lámparas pasan a mejor vida, al igual que lo hicieron en el 2016 sus hermanos los focos halógenos y antes de estos las bombillas incandescentes, en el 2012.

La prohibición forma parte de la voluntad de los países de la Unión Europea de implantar una iluminación más eficiente, duradera y menos contaminante, con predominio de los LED y las bombillas de bajo consumo.

Para que se hagan una idea: “Las bombillas incandescentes y las halógenas desaprovechan el 95 y el 50% de la energía consumida en forma de calor, respectivamente”, asegura Anna Ferrer, portavoz del Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya (CEEC). En cambio, “las de bajo consumo consiguen ahorrar un 40% en comparación con las halógenas mientras que la tecnología LED nos permite ahorrar un 85%”, añade Ferrer.

 halogenas-2

 

Esta mayor eficiencia beneficia tanto al medio ambiente, porque es necesario generar menos energía para iluminar lo mismo, como a nuestros bolsillos ya que las bombillas LED permitirán ahorrar un 15% en la factura eléctrica.

Gracias a ello el mayor precio de compra de los LED y bombillas de bajo consumo se amortiza rápidamente. Además de ser más eficientes, también duran más, con lo que se reduce la generación de residuos.

La vida útil de un LED puede llegar a las 50.000 horas o más, mientras que las bombillas de bajo consumo se quedan en una durabilidad de sólo 8.000 horas, una cifra que sigue siendo de más de doble que las 3.000 horas de las halógenas y cinco veces más que las 1.500 horas de las incandescentes.

Además, los LED se presentan como una solución más respetuosa para el medio ambiente porque, a diferencia de las bombillas de bajo consumo, no contienen mercurio en su interior, un elemento altamente tóxico.

 

Fuente: La Vanguardia

Mensajes relacionados:

Deje un comentario

*
**no publicado
*URL de la web http://
*